Presentación del disco “Huyendo Conmigo De Mi” en el BEC

***Crónica del concierto realizado en el BEC, para el portal musical DestinoRock.



Sábado 13 de diciembre a las 20.40. El metro va mucho más lleno de lo habitual, y mucha gente se baja en Ansio, parada para poder ir al Bilbao Exhibition Center (BEC) en Barakaldo. ¿El motivo de la bajada masiva y de la gran cantidad de personas? El concierto de Fito y Fitipaldis que empezaba a las diez de la noche.


Sin embargo, no fueron puntuales. Los primeros acordes de guitarra que dieron inicio al espectáculo sucedieron quince minutos después. Así, una vez cumplido el cuarto de hora de cortesía, la pantalla gigante del escenario mostró un lugar tan tétrico como un cementerio, en el que salieron unas divertidas ilustraciones de esqueletos roqueros tocando la guitarra y que se encargaron de dar el pistoletazo de salida a lo que más tarde se convertirían en poco más de dos horas de concierto.


“Viene Y Va” fue la primera y calmó de un golpe las ansias de música de los asistentes que comenzaron a cantarla desde el principio. La siguieron “Por La Boca Vive El Pez” y “Me Equivocaría Otra Vez”. Fito Cabrales saludó a los asistentes y después de nombrar unas cuantas localidades, entre las que no podía faltar Barakaldo, dió las gracias y comenzó a cantar “Lo Que Sobra De Mi”, tema del que se ha extraído el nombre del disco que está presentando en esta gira: “Huyendo Conmigo De Mi”.


“Como Pollo Sin Cabeza”, del álbum “Por La Boca Vive El Pez”, le recogió el testigo. Pero, una vez finalizada, siguió con “Entre La espada Y La Pared”, canción con la que ha dado a conocer su último trabajo discográfico. Retrocedió un disco para entonar “Me Acordé De Tí”, y volvió a saludar esta vez a los que nos encontrábamos en las gradas. Carrera para llegar a la pasarela que a él le pillaba a la derecha, y carrera para dirigirse a la otra pasarela que le acercaba más a los que le estaban viendo desde su izquierda.


Dio un respiro a la guitarra eléctrica, y se colgó la acústica para cantar “Cerca De Las Vías”. Finalizada, retomó la eléctrica para cantar “Corazón Oxidado”; y sin parar un segundo siguió desgranando ese último disco, esta vez con “Garabatos”. Continuó con “Quiero Beber Hasta Perder El Control”, versión de Los Secretos, y que incluyó en su disco A Puerta Cerrada.


Una intro a piano replicada por la guitarra iniciaron “Pájaros Disecados”, del último disco, donde también podemos escuchar “Nada de nada”, una de las muchas canciones en las que el saxofón de Javier Alzola tuvo una papel estelar.


“Tarde O Temprano” fue el tema que ofrecieron después del “regalo de Olentzero” que Fito nos trajo a sus paisanos vascos: un saludo de las personas que estuvieron en su anterior concierto celebrado en Zaragoza; y la posterior petición de que hiciéramos lo mismo para poder regalárselo a los asistentes en su próximo concierto. La tranquilidad de “Soldadito Marinero” reinó en todo el Bizkaia Arena, en compañía de las luces-linternas de los teléfonos móviles. Quién necesita mecheros teniendo estos dispositivos hoy en día.


Tocaba ya presentar con nombres y apellidos a los Fitipaldis. Y la banda entera recibió uno por uno su ovación y aplauso. Merecidísimo, sin duda; ya que, guitarra, piano y saxo hicieron que el concierto fuera espectacular. Y como suele suceder, la presentación de la banda anuncia que no falta mucho para terminar… por lo que, después de tocar “Antes De Que Cuente Diez”, Fito agradeció la asistencia y se retiraron. Pero, como también suele ocurrir, rara vez un grupo se va la primera vez que se despide. Así que, volvieron a salir para continuar con dos temas del nuevo disco: “Después Del Naufragio” y “Nos Ocupamos Del Mar”, preciosa versión de la canción de Javier Krahe.


Una vez más se volvieron a marchar, y tras varias llamadas y “beste bat” volvieron al escenario para tocar una canción de Platero y Tú, antigua formación del vocalista de este grupo: “Alucinante”. Eso sí, mucho más tranquila que la versión original, ya que el formato acústico le daba un estilo mucho más Fitipaldi. Continuaron con “La Casa Por El Tejado” y, curiosamente, pusieron punto y final a este concierto con el tema “Acabo De Llegar”.


En total, 21 canciones que repasaron toda la discografía de esta banda, y que volvieron a no decepcionar a sus seguidores a base de buen sonido, mejor ambiente, excelente voz de Fito y el papel esencial que jugaron los instrumentos. Como si de un cóctel se tratara, todo en su justa medida y bien agitado, el resultado fueron dos horas y cuarto de concierto que justifican la rapidez con la que se agotan las entradas para verlos en directo.


Por Esperanza Sainz.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s